Apuntes de arte

5 obras de Van Gogh: autor clave del postimpresionismo

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Los postimpresionistas buscaban mostrar las percepciones emocionales del mundo que les rodeaba. En este post te contamos más sobre Van Gogh, el postimpresionismo y algunas de las obras más destacadas del pintor.

El postimpresionismo

El postimpresionismo, que se desarrolló a finales del sigle XIX, siguió el camino renovador del impresionismo. Se trata de un movimiento artístico que buscaba una mayor expresividad, dándole un absoluto protagonismo al color. 

ENC - ESP - Recopilatorio Picasso - CTA Text

Autores como Paul Cézanne, Vincent Van Gogh, y Paul Gauguin, entre otros, crearon el grupo  postimpresionista, buscando evocar emociones con su obra y alejándose del realismo.  

El postimpresionismo englobó estilos, técnicas y temáticas diversas, aunque con peculiaridades comunes, como el uso de colores llamativos y pinceladas gruesas, y el simbolismo emocional como medio para comunicar pensamientos profundos subconscientes.

Van Gogh y el postimpresionismo

Vincent Van Gogh fue uno de los artistas clave del postimpresionismo. A continuación, analizamos algunas de sus obras más destacadas.

Noche estrellada, Vincent Van Gogh, 1888

van gogh post impresionismo
Noche estrellada, Vincent Van Gogh, 1888. Imagen: Musée d’Orsay

Van Gogh pintó este cuadro tras meses pensando en representar una noche estrellada, ya que, como explicó a su hermana por carta, “me parece que la noche tiene aún más colores que el día».  

Empezó pintando solo una esquina de cielo nocturno en Terraza de un café por la noche y en esta visita al Ródano logró pintar los colores que percibió en la oscuridad.

En la obra destacan los tonos azules, mientras que las luces de gas de la ciudad resplandecen en naranja intenso, reflejadas en el agua. Una pareja en la parte inferior del lienzo refuerza el ambiente de serenidad.

La cosecha, Vincent Van Gogh, 1888

van gogh post impresionismo
La cosecha, Vincent Van Gogh (1888). Imagen: Van Gogh Museum

La vida y el trabajo campesino es un tema recurrente en la obra de Van Gogh. En este caso, nos muestra un paisaje alrededor de Arles, en el sur de Francia, con un campo a medio segar, escaleras, carros y un segador trabajando.

En este cuadro, Van Gogh quería mostrar laatmósfera de un día de verano, y para ello  combinó tonos azules, verdes y amarillos. Fue un período muy productivo, ya que pintó diez pinturas y cinco dibujosen unos diez días. Esta alta productividad terminó cuando una tormenta puso fin a la temporada de cosecha.

Según el propio autor, esta es una de sus pinturas más exitosas.

La siesta, Vincent Van Gogh, 1889

van gogh post impresionismo
La siesta, Vincent Van Gogh, 1889. Imagen: Musée d’Orsay

Van Gogh pintó La Siesta estando internado en un asilo, en Saint-Rémy de Provence, y para ello retomó un dibujo de Millet para Las cuatro horas de la jornada. Ya había copiado obras de Millet en numerosas ocasiones, al que consideraba  “un pintor más moderno que Manet”. 

Tal y como explicó a su hermano Théo, buscaba “traducir a otro lenguaje, el de los colores, las impresiones de claroscuro en blanco y negro«. 

Van Gogh, que fue leal a la composición original, utilizó el contraste de los colores complementarios azul-violeta y amarillo-naranja.

Campo de trigo con cipreses, Vincent Van Gogh, 1889

van gogh post impresionismo
Campo de trigo con cipreses, Vincent Van Gogh, 1889. Imagen: Met Museum

Mientras estuvo en el manicomio de Saint-Rémy, Van Gogh pintó algunos cuadros con los que pretendía captar la esencia de la campiña provenzal

En una carta a su hermano Theo, de julio de 1889, describió así el cuadro que había empezado: “Tengo un lienzo de cipreses, con unas cuantas espigas de trigo, amapolas, un cielo azul, que es como una tela escocesa a cuadros multicolores [y] con un impasto como el de Monticelli”.

Van Gogh creía que este era uno de sus mejores cuadros veraniegos, y repitió la composición tres veces: dos variantes al óleo y un dibujo con pluma de junco.

La iglesia de Auvers-sur-oise, Vincent Van Gogh, 1890

van gogh post impresionismo
La iglesia de Auvers-sur-oise, Vincent Van Gogh, 1890. Imagen: Musée d’Orsay

Este es uno de los cerca de 70 cuadros que Van Gogh pintó en sus últimas semanas de vida. Instalado en Auvers-sur-Oise, entre mayo y julio de 1890, cuando murió, realizó más de un cuadro por día y numerosos dibujos.

Éste fue el único cuadro que dedicó a la iglesia de Auvers, que bajo su mirada se convierte en un monumento a punto de romperse por la presión del suelo y los caminos que la rodean.

ENC - ESP - Recopilatorio Picasso - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?