Apuntes de arte

Rigatino, tratteggio, puntinato… 6 técnicas de reconstrucción cromática

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Una de las fases del proceso de restauración de obras de arte es la reconstrucción cromática, para la que existen diversas técnicas, como el rigatino, el tratteggio y el puntinato, entre otras. En este post te contamos cómo el apasionante mundo de la restauración de obras de arte aplica estas y otras técnicas.

La reconstrucción cromática de obras de arte

Ante la restauración de una obra de arte, la técnica elegida es clave, y debe regirse por el efecto pictórico que se busca y por los condicionantes de la obra, como el tamaño y la ubicación de las lagunas, la distancia media a la que la obra será observada y la función de la obra.

CTA – ESP – Text – Pintoras

Se trata de lograr que la obra restaurada cumpla los criterios de la teoría de Cesare Brandi. Es decir, respeto a la obra original, reconocimiento, estabilidad y compatibilidad de los materiales usados y reversibilidad.

La de la reintegración cromática es una de las fases más espectaculares del proceso de conservación-restauración, ya que, además de ser la más compleja, es la más subjetiva. A continuación, repasamos 6 técnicas de reconstrucción cromática:

1. Rigatino

Se trata de intercalar colores con trazos o líneas verticales muy limpias y ordenadas, de manera que se cree un tejido pictórico espeso. Las pinceladas no deben ser discontinuas y no deben formar gotas, deben empezar y acabar en forma aguda.

Con esta técnica de reconstrucción cromática, usada en lagunas no muy grandes, se busca crear una ilusión óptica gracias a la división de colores y su posterior mezcla visual desde la distancia óptima de observación.

Cuando se usa la técnica del rigatino, el color se aplica con acuarela sobre un fondo blanco, de manera que se aprovecha la transparencia de esta técnica pictórica.

Existen dos variantes del rigatino:

  • Falso rigatino. Se denomina así porque no juega con la transparencia de la acuarela, sino que usa la opacidad de la témpera para lograr el contraste entre las rayas y el fondo.
  • Reglatino. Se trata de elaborar las líneas, a menudo con reglas para lograr mayor simetría, sobre un fondo neutro. Se usa en pintura mural, cuando son lagunas no muy grandes, aunque también puede usarse en superficies mayores, si están a bastante distancia del espectador, como pinturas murales en cúpulas.

2. Tratteggio

El tratteggio y el rigatino pueden ser consideradas la misma técnica de reintegración, aunque algunos autores destacan algunas diferencias.

El tratteggio también consiste en sobreponer trazos de color aunque, a diferencia del rigatino, aquí son un poco más espontáneos, menos rígidos y ligeramente oblícuos.

Los trazos deben ser poco intensos, ya que se busca la intensidad desde la yuxtaposición y no por el color, y de colores primarios, además de los colores propios de la obra.

Tanto en el tratteggio como en el rigatino, la diferencia con el original es apreciable de cerca, ya que entonces se advierte el entramado de trazos.

Los tipos de tratteggio son:

  • De líneas cruzadas. Se usa en grandes lagunas o cuando no hay referencias formales.
  • Direccional. Sigue la dirección de las pinceladas, de la forma o del volumen.
  • Modulado o matizado. El color de los trazos puede variar a lo largo de su recorrido, lo que permite un mayor grado de reintegración.
rigatino
Detalle de la reintegración por tratteggio de una laguna de Virgen de la Leche, Ramon de Mur, 1415-1425. Imagen: Museu Nacional d’Art de Catalunya

3. Puntinato

También llamada punteado o puntillismo, esta técnica consiste en sobreponer pequeños puntos de colores. Se basa en el principio de contraste simultáneo de Delacroix y en las ideas de los impresionistas y neo impresionistas, donde los colores se obtienen por yuxtaposición.

Es una técnica más flexible que el tratteggio, por lo que se usa en zonas que no admiten el rayado o que han perdido parcialmente el color, y sobre todo en pintura de caballete o tabla, aunque también en escultura o pintura mural, con pérdidas muy puntuales.

Hay dos tipos:

  • Falso puntinato. Igual que el falso rigatino, usa la opacidad de la témpera y aprovecha el contraste entre el punto y el fondo.
  • Estarcido. Con brochas o pinceles cortados específicamente, se aplica el pigmento pulverizado. Se aplica en pequeñas y poco relevantes lagunas, como bordes o fondos neutros. También usa la opacidad de la témpera.

4. Imitación de textura

Esta técnica, relacionada con la reintegración invisible, y también conocida como “el retoque ilusionista”, consiste en realizar aplicaciones de color, mezclando puntos, rayas u otro tipo de grafismo, para imitar la textura o la pincelada.

5. Veladura

Se usa cuando ha desaparecido la capa de color, pero se mantiene la base, mostrando la textura. El color se aplica en veladuras y se asegura la transparencia del tono de base que muestra el estrato y su información.

6. Tintas planas

Se trata de aplicar una tinta plana del mismo color que el de la laguna, pero sin yuxtaposición de rayas o puntos, sinó con un tinta de color cubriente, habitualmente de témpera. Los recursos para lograr la diferenciación con el original son:

  • Trazar el contorno de la laguna. Puede hacerse con una línea continua, discontinua o de puntos. Habitual en piezas arqueológicas, donde la importancia radica en las formas más que en el cromatismo.
  • Usar un tono más bajo o más alto. La zona reconstruida no debe destacar sobre el original, ni distorsionar la unidad cromática y la lectura de la obra. Adecuado para reintegrar grandes murales de poco valor artístico, pero altamente decorativos.
  • Estuco. Se realiza la reintegración cromática sobre un estuco u otra preparación, a un nivel más bajo que el original. También para murales sin valor artístico.
  • Distintas texturas superficiales. Puede aplicarse el mismo color e imitar la textura original.

Esperamos que este post sobre diversas técnicas de reintegración cromática, como el rigatino y el tratteggio, te lleve a interesarte aún más por el fascinante mundo de la restauración de obras de arte.

CTA – ESP – Post – Pintoras

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?