Apuntes de arte

Rembrandt: 3 cuadros que tienes que conocer

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

En este artículo hablaremos sobre la vida y obra del pintor holandés Rembrandt, su evolución y tres de sus cuadros más significativos. 

Rembrandt: vida y obra

El pintor holandés Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669), más conocido como Rembrandt, fue uno de los más reconocidos maestros barrocos de la pintura y el grabado de los Países Bajos. Asimismo, es uno de los artistas más famosos de la historia del arte. 

ENC - ESP - Guia #CATBarroco - Text

Rembrandt perteneció a la burguesía, clase social económicamente fuerte y, en la época del artista, consumidora de arte. En 1634 contrajo matrimonio con Saskia, quien fallecería doce años más tarde, tras dar a luz su tercer hijo: Titus, el único de los tres hermanos que sobrevivió. Su esposa supuso para él un elemento catalizador de su equilibrio social, económico y artístico. Es por este motivo que su fallecimiento marcó un antes y un después en la vida del pintor. 

Rembrandt no siguió los pasos de los pintores jóvenes, quienes viajaban a Italia para formarse en la capital del arte del momento, sino que permaneció en los Países Bajos. El estilo de Rembrandt recibió la influencia de los avances del arte italiano, que llegaban a los Países Bajos a través de grabados. En términos de estilo, se puede decir que el pintor parte de la base italiana clasicista y que está influido por la obra de Caravaggio, especialmente a partir de 1630. Es en ese año cuando empieza a hacer un uso dramático de las luces y las sombras que hace difícil leer las expresiones faciales y que otorga a los personajes una mayor profundidad emocional. 

Rembrandt: 3 cuadros que tienes que conocer

Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, 1632

Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, Rembrandt, 1632. Imagen: Museo Muritshuis

Rembrandt tan solo tenía 25 años cuando le encargaron pintar los retratos de los cirujanos de Ámsterdam. El cuadro fue encargado para la lección de anatomía impartida por el Dr. Nicolaes Tulp en enero de 1632. 

El pintor retrató a los cirujanos en acción. Cada uno de ellos mira algo distinto. El dinamismo de la escena aumenta gracias a los fuertes contrastes de luz y oscuridad. En este retrato grupal, el joven pintor mostró su legendaria técnica y su gran talento para pintar retratos realistas. 

Pertenece a su etapa más temprana, caracterizada por el interés en el naturalismo, reforzado por el empleo de la técnica del claroscuro. Los motivos religiosos y el retrato constituyen la temática recurrente. Destaca la suavidad de la luz y del color

La compañía del capitán Frans Banning Cocq o Ronda de noche, 1642

Se trata del lienzo más grande y más famoso de Rembrandt. Fue encargado para la sala del gremio de arcabuceros. El capitán, vestido de negro, le dice a su teniente que empiece la marcha de la compañía. Mientras, los guardias se preparan. Rembrandt hizo uso de la luz para enfocar detalles particulares, como la mano del capitán o la joven que se encuentra en primer plano. El nombre de Ronda de noche se originó mucho más tarde, cuando se pensó que el cuadro representaba una escena nocturna.

La compañía del capitán Frans Banning Cocq / Ronda de noche, Rembrandt, 1642. Imagen: Rijksmuseum

Cristo y la adúltera, 1644

Cristo y la adúltera, Rembrandt, 1644. Imagen: The National Gallery

Rembrandt representa el pasaje de la Biblia del Evangelio de Juan 8:3-7, en el que una mujer llora mientras los miembros del consejo de gobierno judío se reúnen alrededor e intentan que Cristo transgreda la ley judía, preguntándole qué hacer con la mujer sorprendida en adulterio, ya que, según la misma, debía ser apedreada. 

Su respuesta se convirtió en una de las citas más famosas de la historia del cristianismo: «El que esté libre de pecado entre vosotros, que le arroje la primera piedra». La mujer fue liberada y los acusadores, por su parte, quedaron confundidos. Cristo se despidió de la mujer arrepentida: «Vete, y no peques más».

Esta obra pertenece a un periodo de la vida del artista en el que atravesaba por dificultades económicas, motivadas en parte por el fallecimiento de Saskia. Esta inestabilidad endurecerá las temáticas del pintor y creará sus obras más contundentes, cuyos motivos son, en contraste con los de las etapas tempranas, más reivindicativos y difícilmente aceptables  por las sociedad burguesa. 

Rembrandt fue un fiel exponente del arte holandés. Como muestra esta obra, su intimismo y su contundencia ideológica se contrapusieron a la artificiosidad y la ideología de poder de la escuela flamenca y de la corriente católica y aristocrática del siglo XVII. 

ENC - ESP - Guía #CATBarroco - Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?