Apuntes de arte

Poema, soledad: Gabriel Ferrater i Soler

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Gabriel Ferrater i Soler (Reus, 1922 – Sant Cugat del Vallès, 1972) se inicia en el ámbito cultural en su propia casa y comienza a ir a la escuela a la edad de diez años. Desde 1938 hasta la ocupación alemana vivió en Burdeos, donde su padre era consejero del consulado de España, y allí cursó estudios de enseñanza media. Volvió a Cataluña, y en Barcelona cursó estudios de ciencias exactas, que lo hicieron apasionarse por el álgebra.

ENC - ESP - Recopilatorio Poesía - CTA Text

Poema, soledad y la carrera de filología románica hacia 1963 en la Universidad de Barcelona, y posteriormente fue profesor de lingüística y crítica literaria en la Universidad Autónoma de Barcelona. La vocación lingüística de Ferrater no puede desligarse de la poética y la matemática, pues sabía hasta qué punto el trabajo del poeta puede depender del interés por los mecanismos y las posibilidades de la lengua y del préstamo al rigor científico. Estudió los textos positivistas de los neogramáticos, el estructuralismo de Meillet, Benveniste, Bloomfield, Sapir, Bally y Kurylowicz. Tradujo las obras El Lenguaje de Bloomfield y Lingüística Cartesiana de Chomsky, cuya teoría quería adaptar al catalán. 

Poema, soledad y artículos de crítica, que fueron publicados como prólogos de ediciones de Carner, de Foix y de Hölderlin. Realizó la traducción al catalán Der Prozess de Kafka. Al castellano, tradujo a Hemingway, Weiss, Södeberg, Gombrich y Bierwisch.

Poema, soledad y tres libros: Da nuces pueris (1960), Cómete una pierna (1962) y Teoría de los cuerpos (1966), recogidos, con algunas supresiones y pocas adiciones, en Las mujeres y los días (1968). La aportación de Ferrater a la poesía catalana es la observación detallada y despojada de estupefacción de la experiencia moral del hombre, en el polo opuesto de la estética romántica. El erotismo es una constante en su poesía. También lo es su preocupación por definir la propia actitud moral -o sea, la distancia que hay entre el sentimiento que la poesía expone y el centro de la imaginación del poeta. En poemas como Homenajes y Poema inacabado, ofrece uno de los testimonios más valiosos de la guerra civil y de sus consecuencias.

Poema, soledad… y El mutilat

Jo sé que no l’estimes.
No ho diguis a ningú.
Tots tres, si tu ens ajudes,
guardarem el secret.
Que ningú més no vegi
allò que hem vist tu i jo.
De la gent i les coses
que us han estat amics,
ell se n’amagarà.
No tornarà al cafè
que és fet per esperar-te.
Vindran mesos amb erra:
serà lluny de les taules
de marbre, on us servien
les ostres i el vi blanc.
En els dies de pluja
no mirarà l’asfalt
on us havíeu vist
quan no es trobaven taxis
i havíeu d’anar a peu.
No obrirà més els llibres
que li han parlat de tu:
ignorarà què diuen
quan no parlen de tu.
I sobre tot, hi pots
comptar, ni tu ni jo
sabrem mai més on para.
S’anirà confinant
per fons remots de terres.
Caminarà per boscos
foscos. No el sobtarà
l’atzagaia de llum
de la nostra memòria.
I quan sigui tan lluny
que mig el creguem mort,
podrem recordar i dir
que no te l’estimaves.
No ens farà cap angúnia
de veure com li manques.
Serà com un espectre
sense vida ni pena.
Com la foto macabra
d’una Gueule Cassée,
que orna un aparador
i no ens fa cap efecte.
Per ara, no ho diguem:
no trasbalsem la gent
mostrant-los la ferida
sagnant i purulenta.
Donem-li temps i oblit.
Callem, fins que ningú,
ni jo mateix, no el pugui
confondre encara amb mi.

En este poema destacan las voces narrativas: hay un «tú», un «yo» y un «él». Al final, se desvela que el «yo» y el «él» son la misma persona. Hay un desdoblamiento de la persona. Una parte está en soledad, mientras la otra sigue pensando en ella, siendo ambas la misma persona.

La muerte de Gabriel Ferrater quedó envuelta por el aura de su suicidio, por una muerte prevista desde 1957 cuando, paseando por su ciudad natal, le aseguró a Jaime Salinas que no alcanzaría la cincuentena, para «no llegar a oler nunca como un anciano».

Póstumamente, su hermano Joan Ferraté, personaje antiético, ha publicado un voluminoso conjunto de textos -muchos de los cuales inéditos- en las recopilaciones Sobre literatura (1979), La poesía de Carles Riba (1979), Sobre pintura (1981), Sobre el lenguaje (1981), Papeles, cartas, palabras (1986) y Foix y su tiempo (1987). También las diversas colaboraciones de Ferrater en artículos biográficos y enciclopedias son recogidos en Escritores en tres lenguas (1994), mientras que los informes escritos como asesor literario de varias editoriales españolas y extranjeras lo son en Noticias de libros (2000). La edición de todos estos libros publicados después de su muerte han ayudado a definir mejor los muchos centros de interés intelectual, la diversidad y la riqueza de su trabajo.

ENC - ESP - Recopilatorio Poesía - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?