Apuntes de arte

Oriol Bohigas, figura clave de la arquitectura mediterránea

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Oriol Bohigas es una de las figuras más importantes en cuanto a la arquitectura mediterránea y las esculturas de la Barcelona del s. XX. A continuación, te mostramos la importancia de su obra para la transformación de la ciudad.

El modernismo, el novecentismo y el racionalismo según Bohigas

Bohigas es experto en construcciones arquitectónicas de gran peso estético y simbólico realizadas entre los años 1888-1939. Dentro de este periodo, establece tres tendencias diferenciadas: modernismo, novecentismo y racionalismo.

ENC - ESP - Recopilatorio Picasso - CTA Text

En su primer libro, Barcelona entre el Pla Cerdà i el barraquisme (1963), habla de dos corrientes revolucionarias: el modernismo de 1888 y la vanguardia racionalista de 1931. En Arquitectura modernista (1968) y en Reseña y catálogo de la arquitectura modernista (1972), presenta la primera corriente. En Arquitectura española de la Segunda República (1970) y Arquitectura i urbanisme durant la República (1978), analiza la segunda.

Arquitectura mediterránea y esculturas de Barcelona
Vista del patio interior del edificio de Ronda Guinardó. Imagen: Web de Hicarquitectura.com

Bohigas, clave en el desarrollo de la arquitectura mediterránea de los años 50, 60 y 70

Tras una etapa gris durante los años más crudos de la posguerra en la que apenas hubo innovación, en los años 50 surge el Grupo R de renovación o rescate de la arquitectura moderna, que impulsa discusiones para tratar temas emergentes en la ciudad. En este momento, la arquitectura adquiere fuerza como una profesión socialmente útil en la construcción de la ciudad. Bohigas se encontraba en este grupo de arquitectos, siendo una de las promesas más jóvenes del colectivo.

Dentro de este grupo, aparecen dos corrientes: la del funcionalismo y la del realismo. Mientras que la primera opta por las nuevas tecnologías y apuesta por seguir la estela internacional, la segunda, a la que pertenece Bohigas, está más comprometida con las condiciones materiales y sociales, y quiere reformular la arquitectura desde la tradición viva y las técnicas disponibles.

En los años 60, aparece una nueva generación de arquitectos, la Escuela de Barcelona, capitaneada por Bohigas. Su objetivo es hacer frente al compromiso del progreso y a la estandarización de la industria y acomodar una gran demanda de vivienda social debida al fuerte boom demográfico de la época.

En su libro, Barcelona entre el Pla cerdà i el barraquisme (1963), Bohigas habla de las difíciles condiciones de vida de los inmigrantes desplazados a las barracas. En especial, critica las soluciones que se proporcionan para resolverlo: barracas y edificios en bloques aislados sin servicios y lejos de la ciudad.

En 1962, Bohigas publica en la revista «Serra d’Or» un artículo titulado «Hacia una arquitectura realista» que se convierte en un manifiesto a favor de una arquitectura comprometida con el país y el marco económico en el que se produce.

Escultura de Barcelona: Casa de renta limitada en la Ronda del Guinardó

Arquitectura mediterránea y esculturas de Barcelona
Vista del patio interior del edificio de Ronda Guinardó. Imagen: Web de Hicarquitectura.com

Este edificio tiene como objetivo aprovechar al máximo la forma del solar para que, además de viviendas, se creen espacios de convivencia para los habitantes del edificio.

La idea, inspirada en el Pla Cerdà, era agrupar las viviendas alrededor de un patio central amplio, de planta baja, que funcionara como espacio de circulación y convivencia, como si fuera un pueblo pequeño.

La voluntad de los arquitectos es también ofrecer soluciones constructivas muy económicas, como las fachadas exteriores e interiores con muros de obra vista sobre una potente estructura de hormigón en las plantas más bajas.

En los años 70, con el cambio de gobierno, surgen presiones por hacer de Barcelona una ciudad más digna, con equipamientos culturales, centros de salud y asistenciales, jardines y plazas. Oriol Bohigas se convierte en uno de los arquitectos clave y crea el Servicio de Proyectos Urbanos, con el que lleva a cabo una serie de proyectos urbanos con gran impacto social.

Oriol Bohigas y la Barcelona olímpica

Oriol Bohigas fue, junto a Martorell, Mackay i Puigdomènech, uno de los impulsores de la Vila Olímpica, que tenía como objetivo sustituir la herencia industrial de la zona por un nuevo uso residencial que definiera la forma de la ciudad junto al mar.

El propio Oriol Bohigas dijo sobre el proyecto: «Estas ideas parten de un principio discutible, y es el hecho de que todavía es posible reconstruir la ciudad europea a partir de su morfología tradicional, adaptable a la nueva forma de vida» (Joies de l’arquitectura catalana contemporània, 2017, pág 184. Enciclopèdia Catalana).

Se trata de una nueva definición del espacio público que destaca por las dos torres icónicas que definen los extremos de la dársena del Puerto Olímpico.

La Vila Olímpica se convirtió en un híbrido entre la ciudad histórica y las tipologías de vivienda racional. Un proyecto que conjuga múltiples soluciones dentro de un mismo espacio: parques, ejes, jardines urbanos, esculturas, fuentes y mobiliarios.

Arquitectura mediterránea y esculturas de Barcelona
Vista del Puerto Olímpico y la Vila Olímpica. Imagen: Barcelona.cat

Oriol Bohigas sigue siendo a día de hoy uno de los referentes de la arquitectura mediterránea de la historia de la capital catalana y es el creador de esculturas de Barcelona tan emblemáticas como el Disseny HUB de la Plaça de les Glòries, entre otras. En 2018, recibió la Medalla de Oro de la Ciudad de Barcelona. Si quieres saber más sobre su extensa y relevante trayectoria, te invitamos a descubrirlo en el libro Joies de l’arquitectura catalana contemporània de Enciclopèdia.cat.

ENC - ESP - Recopilatorio Picasso - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?