Apuntes de arte

Análisis de la obra de Joan Miró, La Masía

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

¿Quieres profundizar en el cuadro de Joan Miró, La Masía? Roberta Bogoni, doctora en Historia del Arte y especialista en la obra de Miró, realiza en el libro Pintura catalana. Les avantguardes de Enciclopèdia Catalana un detallado análisis de esta obra, considerada la última creación de la fase detallista del pintor. En este artículo te contamos más acerca del análisis de Bogoni sobre La Masía.

ENC - ESP - Guía Miró - Text

Joan Miró, “La Masía” (1921)

Miró empezó La Masía en Montroig del Camp en febrero de 1921, cuando acababa de llegar de realizar una segunda estancia invernal de cinco meses en París. A partir de ese momento Miró empezó a alternar los inviernos en París con las estancias veraniegas en Montroig del Camp, cosa que siguió haciendo durante la década de los años 20.

Esta alternancia supuso que la obra del artista reflejara la fusión de los estímulos de dos ambientes tan diferentes e inspiradores. En París, Miró instaló su estudio junto al de André Masson, en la calle Blomet número 45. Gracias a la amistad con Masson, Miró se introdujo en Le groupe de la rue Blomet, el círculo de artistas y escritores que a partir de entonces tendrían tanta influencia en su obra.

miró la masía
La Masía, Miró, 1921. Imagen: Les Avantguardes, Enciclopèdia Catalana

Según Bogoni, en La Masía, Miró establece el sistema de signos y símbolos que dará paso al lenguaje surrealista mironiano posterior. La obra, explica Bogoni, retrata de manera minuciosa el paisaje más personal y familiar de Miró. Aquel lugar donde el artista se ha podido abstraer de las expectativas familiares, volcándose en su vocación artística.

En La Masía se descubre un mundo simbólico paralelo al realista. En el centro, destaca un árbol gigante, el único elemento figurativo dotado de perspectiva, que brota de un misterioso círculo negro, que a su vez contrasta con el contexto paisagístico detallista de la obra.

Se trata de una primera iconografía del “árbol de la vida, considerado mítico y sagrado para Miró, que aparece a lo largo de toda su obra, en diversas formas y composiciones. La función del árbol, generador de vida, se une a la función de conectar con la dimensión espiritual, que se expresa en otras dos imágenes: el sendero ascensional, a la izquierda, con siete huellas humanas que conducen a la fuente de agua, y la escalera dentro del gallinero, a la derecha, que, según algunas interpretaciones, contendría las Arma Christi.

miró la masía
Detalle del árbol y la escalera de La Masía, Miró

Hay que destacar que, aunque en su momento la obra no se entendió ni se apreció, hoy se considera que representa todo el universo conceptual de Miró, siendo, probablemente, su obra más estudiada.

En Les Avantguardes, de Enciclopedia Catalana, encontrarás el análisis más exhaustivo de la obra de Miró, La Masía, y otras obras de la pintura catalana de vanguardia, representantes de las primeras vanguardias, que tuvieron lugar entre los años 1906 y 1939. Entre muchas otras, descubrirás obras como El Harén, de Pablo Picasso, analizada por Jèssica Jaques, profesora titular de Estética y Teoría de las Artes y licenciada en Filosofía e História del Arte; El Hambre, de Remedios Varo, estudiada por Ainize González, doctora en Historia del Arte y Musicología; y Un mundo, de Ángeles Santos, analizada en este caso por Josep Casamartina, crítico e historiador de arte.

ENC - ESP - Guía Miró - Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?