Apuntes de arte

¿Qué es la Maiestas Mariae?

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

La Maiestas Mariae o Maestà es un término propio de la iconografía cristiana. Se refiere a la representación de la virgen María con el niño Jesús en sus brazos y sentada en el trono celestial, normalmente rodeada de querubines, santos y simbología religiosa.

Esta figura se remonta al arte paleocristiano y, a lo largo de la historia, su significado y variedad estilística han ido evolucionando en las diferentes regiones del continente europeo, siendo la Maestà de Duccio di Buoninsegna la más famosa. En Cataluña podemos encontrar claros ejemplos de esta figura del período románico, como en los capiteles de Sant Esteve de Bas o en el ábside de Santa Maria d’Àneu y Santa Maria de Taüll. 

CTA – ESP – Text – Pintoras

A partir de la información recogida, podemos trazar una panorámica de los orígenes y de algunos ejemplos representativos:

Orígenes y evolución 

Durante los siglos III y VI este icono tan significativo dentro del arte cristiano era muy poco usual. Sus orígenes se remontan al año 431, cuando la iglesia otorgó a la Virgen María el título de Theotokos (‘madre de dios’). Sin embargo, en el siglo II se encuentra un fragmento del Evangelio del pseudo-Mateo sobre la Adoración de los Reyes Magos, en el que el niño Jesús reposa sobre el seno de su madre. Desde aquel momento, su presencia empezó a ocupar un espacio central en la decoración de las iglesias, en las pinturas sobre los Reyes Magos y en los sarcófagos.

En cuanto al arte bizantino, existía una amplia iconografía en torno a la figura de María con un gran parecido a la Maiestas Mariae, entre ellas la nikopoia (‘portadora de la victoria’), y la hodēgētria (‘ella indica el camino’). Normalmente se situaba debajo de la ilustración de Cristo como símbolo mediador entre Dios y sus creyentes: para los hombres, María era la vía de contacto para llegar a Jesús.

maiestas mariae
Madonna entronizada con el niño Jesús, 1250-1260. Imagen: Wallraf Richartz Museum

La Maestà de Duccio

La Maestà de Duccio, una de las obras más significativas del arte del siglo XIV, fue un encargo de la catedral de Siena de 1308. Sin embargo, debido a la complejidad de este políptico, se terminó en 1311. Una vez terminada, se trasladó en procesión hasta su destino, donde el pueblo rezaba para que la Virgen protegiera la ciudad de las desgracias y los enemigos invasores. Se trata del primer retablo que se pintó por ambos lados y, actualmente, la obra está expuesta en el Museo dell’Opera de la catedral de Siena.

El panel principal, de unos 5 metros de largo y ancho, contiene alrededor de 40 personajes. La Virgen María, que ocupa una posición privilegiada, lleva el arquetípico manto de lapislázuli y está en posición de Maiestas Mariae. Mide unos 214 cm de alto y 412 de ancho y es la más esbelta de todas las figuras. En la base de su corona, se encuentra una inscripción con dos oraciones a favor de la paz de la ciudad y la gloria de Duccio y, debajo del trono de mármol, se ve una predela (la parte inferior del retablo, donde se solía incluir un conjunto de cuadros pequeños), que representa diversas escenas de la historia de la joven María.

maiestas mariae
La Maestà, Duccio di Buoninsegna, 1308-1311. Imagen: Museo dell’Opera Metropolitana del Duomo

La Maiestas Mariae o Maestà en Cataluña

Incluso en mayor grado que en el resto de Europa, este icono eclesiástico destaca claramente dentro del arte románico catalán, sobre todo durante la primera mitad del siglo XII. Como ya hemos mencionado anteriormente, aparece representado en ábsides, conjuntos murales o capiteles, y se distingue por un estilo italobizantino con rostros hieráticos y la mirada frontal, dirigida a los fieles cristianos. 

Entre otros muchos ejemplos podemos encontrar Maiestas Mariae en el ábside de Santa Maria d’Àneu, Santa Maria de Taüll, Sant Sadurní d’Osormort y Sant Pere de Sorpe, aunque estas dos últimas han sido trasladadas al Museu Episcopal de Vic. Algunas aparecen al lado de los Reyes Magos y de los arcángeles Miguel y Rafael, junto a querubines que entonan la canción del Sanctus, o a simbología cristiana.

maiestas mariae
Reproducción del ábside de Santa Maria de Taüll, Joan Vallhonrat, 1909. Imagen: Museu Nacional d’Art de Catalunya

Esperamos que te haya gustado este recorrido por un concepto tan amplio como interesante, y que hayas descubierto una nueva faceta sobre el arte europeo y catalán.  

CTA – ESP – Post – Pintoras

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?