Apuntes de arte

La Ricarda de Antoni Bonet, un icono de la arquitectura catalana moderna

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

La Ricarda (1953-1962), también conocida como Casa Gomis, es una de las obras más significativas del arquitecto Antoni Bonet. Se trata de una villa situada en un paraje natural en pleno Delta del Llobregat, en la localidad de El Prat de Llobregat. A continuación, te explicamos cuál fue la fuente de inspiración para realizar este proyecto y las peculiaridades arquitectónicas de esta vivienda unifamiliar.

La Ricarda
Vista exterior de La Ricarda. Imagen: Ayuntamiento del Prat de Llobregat via Revista Ad

Antoni Bonet, la arquitectura de la Segunda República y Le Corbusier

Antoni Bonet se formó y llevó a cabo algunos de sus primeros trabajos en el estudio profesional de Josep Lluis Sert y Josep Torres Clavé en Barcelona. Dos décadas después, el mismo Sert fue quien le trasladó el encargo de la familia Gomis-Bertrand de construir La Ricarda.

ENC - ESP - Guia 3CatArquitectura - CTA Text

Su primera época como arquitecto en la Ciudad Condal coincidió con el desarrollo del movimiento arquitectónico GATCPAC (Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea), que fue clave en la producción arquitectónica de la Segunda República Española. En concreto, en 1935, Bonet tuvo la oportunidad de colaborar en el plan de urbanización de la ciudad de Barcelona, entre otros encargos.

Bonet fue uno de los participantes del IV Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (CIAM) que tuvo lugar en una travesía en barco de Marsella a Atenas a bordo del Patris II, en el que se sentaron las bases del nuevo urbanismo racionalista.

Cuando acabó el congreso, en España estalló la Guerra Civil, con lo que el arquitecto catalán decidió quedarse a trabajar en el despacho del famoso arquitecto Le Corbusier, en París. Fue allí donde comenzó a diseñar casas basadas en el uso de la bóveda catalana y en métodos constructivos funcionales y económicos, como en el caso de las Maisons Jaoul, situadas en Neuilly-sur-Seine.

Posteriormente, Antoni Bonet se exilió a Argentina y siguió investigando la construcción de casas celulares cubiertas con bóveda catalana. Cuando le llegó el encargo de La Ricarda, ya había trabajado en este tipo de construcción, especialmente en la Casa Berlingieri, situada en Punta Ballena (Uruguay).

La Ricarda o Casa Gomis, obra representativa del racionalismo catalán

La Ricarda fue diseñada y construida entre 1953 y 1962. Se trata de una casa de una sola planta enmarcada en su totalidad por bóvedas catalanas. La distribución de los espacios está dividida en pabellones. Entre ellos, quedan espacios vacíos, que le otorgan un gran potencial arquitectónico. Los porches, con el mismo tipo de bóveda que las habitaciones, unen los espacios de uso doméstico, y la luz entra a través de estas uniones.

La Ricarda
Vista de uno de los techos abovedados de La Ricarda. Imagen: Joies de l’arquitectura catalana contemporània de Enciclopèdia.cat

A diferencia de otras construcciones, la cubierta exterior imita la forma ondulada de las bóvedas, que se separan del interior por una cámara de aire. Los aleros, por su parte, actúan como elementos de unión entre las bóvedas, reciben y conducen las aguas fluviales y recogen las persianas verticales.

La Ricarda
Vista de la cubierta exterior de La Ricarda. Imagen: Adrià Goula via Revista Ad

La relación espacial es otro de los aspectos más característicos de La Ricarda: las dimensiones de los lados del módulo son muy superiores a la altura del edificio, que siempre es la misma en todas las bóvedas. Esta combinación entre lo plano y lo ondulado otorga a la casa una gran serenidad horizontal.

La Ricarda, de vivienda a centro cultural

La Ricarda es, ante todo, un espacio que fue concebido para hacer vida en él. Como el matrimonio Gomis-Bertrand era aficionado a la música, cuando llevó a cabo el diseño, Bonet incluyó una gran sala en la que se pudieran celebrar conciertos. Cuando la casa se inauguró, la estancia contaba con un gran piano Bechstein de media cola. El matrimonio Gomis-Bertrand convirtió este espacio en centro de reunión para los círculos culturales de la época. De hecho, durante un tiempo, La Ricarda fue la sede del grupo cultural denominado Grup 49.

Entre los eventos que organizaba el matrimonio, se llevaron a cabo conciertos y representaciones protagonizadas por el poeta y dramaturgo Joan Brossa o el compositor Josep M. Mestres i Quadreny, entre otros artistas.

La Ricarda es una de las viviendas unifamiliares más significativas de la arquitectura moderna que incluso recibió un premio FAD de Arquitectura e Interiorismo al mejor edificio construido en el área metropolitana de Barcelona entre 1958 y 1978. Si quieres seguir conociendo las obras más representativas de la arquitectura catalana, te animamos a descubrir el libro Joies de l’arquitectura catalana contemporània de Enciclopèdia.cat

ENC - ESP - Guia 3CatArquitectura - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?