Apuntes de arte

La Montserrat de Julio González

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

El artista Julio González está considerado el padre de la escultura moderna en hierro. Es el creador del conjunto de obras La Montserrat. En este post te contamos más sobre La Montserrat de Julio González, este gran artista del siglo XX, y sobre su obra, que representa la resistencia ante el fascismo.

La obra de Julio González

Julio González Pellicer, nacido en Barcelona en el año 1876, desarrolló su habilidad para la forja y la orfebrería en el taller de su padre, Concordi González. Tras haber iniciado su carrera como pintor, se trasladó a París para explorar la obra de otros artistas. Allí, en una fábrica de origen francés, fortaleció su formación artesanal y aprendió la técnica de la soldadura.

ENC - ESP - Guía Miró - Text

A partir de esos aprendizajes, Julio González creó un nuevo código de lenguaje en la escultura, que se caracteriza por ser abstracta y por combinar la materia y el espacio. Él lo definía cómo “dibujar en el espacio”. A partir del año 1927 decidió dedicarse a la escultura en hierro, aunque ya en 1913 se había iniciado con algunos proyectos con este material.

Es fundamental hacer mención a la relación artística que mantuvo Julio González con Picasso. El artista creador del cubismo solicitó la colaboración de González para realizar un monumento funerario dedicado a su compañero poeta Apollinaire, en el año 1928.

A partir de ese momento, González reforzó su habilidad para llevar a cabo sus grandes e imponentes creaciones, que se han distinguido por incluir temas como la maternidad o la importancia de la mujer campesina.

La Montserrat de Julio González

La Montserrat de Julio González es un conjunto de obras que caracteriza el trabajo creativo de este artista y que representa el dolor y el sufrimiento de la figura femenina a causa de la Guerra Civil. Vamos a conocerlas.

Montserrat, 1937

la montserrat julio gonzález
Montserrat, Julio González, 1937. Imagen: MACA

Esta primera Montserrat de Julio González, elaborada en el año 1937, fue expuesta en la Exposición Internacional de París de ese año. Reflejaba la firmeza de la mujer ante lo que estaba por suceder, pero también el sentimiento a favor de la República y su repudio ante la guerra. Su principal característica son las superficies planas en chapa de hierro soldado.

Máscara de Montserrat gritando, 1938

la montserrat julio gonzález
Máscara de Montserrat gritando, Julio González, 1938. Imagen: Museo Reina Sofía

En esta obra, de 1938, González reafirmó a la misma mujer campesina, como signo y modelo de la población civil española. De esta manera, le detalló las facciones a través de una máscara, para así reflejar el dolor de lo que estaba sucediendo. La técnica aplicada en esta creación fue fundición a la cera perdida y patinado.

Cabeza de Montserrat gritando, 1942

la montserrat julio gonzález
Cabeza de Montserrat gritando, Julio González, 1942. Imagen: Museu Nacional

Esta obra de 1942 continúa la temática de las anteriores. Un grito lamentable es lo que se puede percibir en esta escultura, y es, sin duda, el sentimiento fatalista que perduró en Julio González cuando culminó la Guerra Civil. La técnica de esta obra es la fundición en bronce.

Como has visto, La Montserrat de Julio González son tres grandes obras escultóricas en hierro, que crearon un precedente artístico, social y político de gran valor.

ENC - ESP - Guía Miró - Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?