Apuntes de arte

La escultura en el Neoclasicismo: cuatro apuntes

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

El Neoclasicismo fue uno de los movimientos artísticos más influyentes de la segunda mitad del siglo XVIII. Puedes ver esta recuperación del arte clásico por toda Europa, incluyendo la pintura, la arquitectura y la escultura del momento. En este último caso, puedes encontrar obras de mármol llenas de armonía y mitología griega

En este post te hacemos una breve introducción de la escultura neoclásica y te presentamos algunos de los escultores más eminentes de este movimiento. 

¿Qué es el Neoclasicismo? 

El Neoclasicismo es una corriente artística que se basa en la recuperación de los temas y estilos propios del arte griego y romano. Abarca desde la década de 1780 hasta 1850, y se le considera una respuesta hacia el Barroco y el Rococó. Por lo tanto, se defienden obras que expresan armonía, claridad, formas idealizadas y tradición helenística. La llegada del Romanticismo, a mitades del siglo XIX, supuso su gradual declive. Algunos de los artistas más consagrados del Neoclasicismo fueron Jacques-Louis David, Jean-Auguste Dominique Ingres, Antonio Canova o Bertel Thorvaldsen

ENC - ESP - Guia #CATBarroco - Text

El Neoclasicismo se vio claramente influenciado por los descubrimientos arqueológicos de la época. Los restos de las antiguas ciudades de Herculano y Pompeya, junto con las ideas de intelectuales, como Winckelmann o Giovanni Battista Piranesi, sentaron las bases de esta corriente. Así, se dio más importancia a las líneas que al color, a las figuras frontales y rectas y a los temas universales. Sin embargo, en los diferentes países donde gozó de más popularidad, como Italia, Francia o incluso Estados Unidos, existen muchas diferencias estilísticas dentro de esta etiqueta. 

escultura neoclasicismo
Las tres Gracias, Antonio Canova, 1813-1816. Imagen: Museo Hermitage

La escultura en el arte neoclásico 

Los mencionados descubrimientos arqueológicos trajeron consigo una gran cantidad de estatuas antiguas. Se recurrió de nuevo al mármol sin pintar y a las figuras de inspiración italiana, especialmente de Roma. Los escultores neoclásicos renunciaron a cualquier dramatización o emoción en los rostros. Pusieron el interés en la claridad del contorno, en la suavidad de las formas y en el “decorum”, es decir, la serenidad de los personajes esculpidos. Tanto el cuerpo como el rostro estaban idealizados, y algunos de ellos posaban desnudos. Por eso, se pueden ver estatuas de generales o héroes de las guerras napoleónicas sin ropa. 

escultura neoclasicismo
Jasón con el vellocino de oro, Bertel Thorvaldsen, 1803. Imagen: Museo Thorvaldsen

Escultores reconocidos

El escultor neoclásico más reconocido es el italiano Antonio Canova (1757-1822). De joven, renunció al Barroco para buscar la serenidad de las esculturas clásicas, como Las tres gracias (1813-1816), Venus Victrix (1805-1808) y Psique reanimada por el beso del amor (1787-1793). Se convirtió en uno de los principales artistas del Neoclasicismo y en una inspiración para muchos escultores del momento. Combinaba la pureza del mármol con referencias mitológicas y formas suaves, y seguía los postulados de Winckelmann, aunque con algo de sentimentalismo. 

Después de Canova, otro de los escultores neoclásicos más representativos de la época fue Bertel Thorvaldsen (1770-1844). Nació en Copenhague, y pronto se dispuso a estudiar el arte clásico de Italia. Sus obras destacaron por sus motivos alegóricos y su fidelidad a las normas clásicas, como Venus con Manzana (1805), León de Lucerna (1819-1821) o su Jasón con el vellocino de oro (1803). La mayoría de sus obras las puedes encontrar en el Thorvaldsen Museum, su ciudad natal. 

En otros países, y con menor influencia, destacó especialmente el inglés John Flaxman (1790-1794). Además de ser un gran ilustrador neoclásico también hizo algunas esculturas, como el Apolo pastoral (1824) y La furia de Atamás (1792). En el caso de la escultura neoclásica francesa se puede encontrar a Claude Michel (1738-1814), conocido como Clodion, que tenía algunas obras en terracota.

escultura neoclasicismo
Apolo pastoral, John Flaxman, 1824. Imagen: Wikiart

Esperamos que te haya gustado este post y que hayas descubierto una nueva faceta del Neoclasicismo y de la historia del arte. 

ENC - ESP - Guía #CATBarroco - Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?