Apuntes de arte

Günter Brus, arte en acción

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Radicalidad es una de las palabras que mejor define la obra de Günter Brus. Su obsesión por los límites explica bien su recorrido artístico, en una búsqueda constante de la frontera entre lo animado y lo inanimado, entre el arte y el mundo, entre la muerte y la vida. En este post conocerás un poco más sobre este particular artista de performance, pintor, cineasta experimental, artista gráfico y escritor.

Günter Brus y el accionismo vienés

Günter Brus, nacido en Austria en 1938, fue uno de los representantes del movimiento del Wiener Aktionsgruppe (accionismo vienés), que a mediados de los años 70 agitó la vida cultural en Austria, llevando sus representaciones artísticas a la acción y usando el cuerpo humano como soporte para ello.

ENC - ESP - Text - Carteles

El accionismo consideraba que llevar el arte a la acción era la mejor manera de hacer evolucionar la pintura, además de ver el cuerpo como el lugar central de su trabajo, a la vez que era el material y la superficie de las obras.

Pero Günter Brus fue, probablemente, el representante del accionismo más catártico y sadomasoquista, pues, mientras los demás artistas del accionismo acostumbraban a valerse de modelos para sus acciones, Brus usaba su propio cuerpo, el de su mujer o incluso el de su hija.

Con ello, Günter Brus se convirtió en materia e instrumento. Ignoraba las convenciones y los tabús y buscaba que el espectador se escandalizara con sus acciones.

Günter Brus y el body art

El body art, que alcanzó su máxima plenitud en los años 60 y 70, agrupó artistas como Vito Acconci, Marina Abramovic y Chris Burden, que investigaban con su propio cuerpo, ya fuera explorando las posibilidades sexuales y psicológicas, poniendo a prueba su resistencia o favoreciendo su gestualidad.

En este contexto, Günter Brus realizaba acciones con su cuerpo como elemento central, buscando transgedir todo tipo de prohibiciones sobre el cuerpo y el sexo, para llegar a la superacion de los tabús. Para él, el cuerpo era un lugar de experimentación metafísica y un espacio pictórico.

Günter Brus y sus acciones agresivas

Las acciones de Günter Brus eran profundamente expresionistas, e implicaban la simulación de heridas en el cuerpo a través del maquillaje. Pero, con el paso de los años, Brus abandonó el maquillaje y mostró su cuerpo desnudo y sexualizado.

En sus acciones de exhibicionismo anal o genital, de defecación o de travestismo, Günter Brus usó instrumentos agresivos y cortantes, como hachas, pinzas y cuchillos para, en actos reales de sado, cortarse el cuerpo, beber su propia orina o impregnarse con sus excrementos.

gunter brus
Günter Brus en una de sus obras. Imagen: Proyecto Idis

Brus encontró en la herida y la agresión física el medio para explorar las relaciones de deseo y fuerza. Era su manera de renacer y purificarse, buscando una dimensión espiritual.

En este sentido, sometió, tanto su propia capacidad de interpretación como la capacidad de percepción de sus espectadores, a pruebas realmente extremas. Las acciones artísticas de Günter Brus eran de tal radicalidad que, con el paso del tiempo, adquirieron un carácter irreversible.

Destacan, por ser especialmente agresivas, las acciones Automutilación I, II y III, de 1965, Acción 17 (Destrucción de la cabeza), de 1966, y Acción 30, 33 y 34 (Estrangulamiento), de 1968. Brus combinó en estas acciones la auto-pintura, convirtiendo la línea en corte, con el simbolismo sadomasoquista.

En 1968 participó en Arte y Revolución, un acto que había organizado SÖS, una asociación estudiantil socialista de la Universidad de Viena. Allí, Günter Brus se masturbó mientras cantaba el himno nacional austríaco, lo que le costó meses de cárcel y 11 años de exilio en Berlín.

Su última acción, Prueba de resistencia, de 1970, casi significó su autodestrucción, tras llevar muy lejos una automutilación. Brus, vestido con lencería femenina y totalmente afeitado, se cortó repetidamente para expresar dolor, vulnerabilidad y sufrimiento. Había preparado un ritual que debía acabar con su muerte. Finalmente, fue una especie de catarsis que lo llevó a abandonar las acciones.

gunter brus
Diversos momentos de su acción Prueba de resistencia, 1970. Imagen: Proyecto Idis

A partir de entonces, Günter Brus centró su actividad en la pintura y el dibujo. Realizó dibujos neuróticos y siniestros, en blanco y negro, que más tarde incorporaron el color. Eran dibujos relacionados con el simbolismo y con la estética de la crueldad, y siempre estaban protagonizados por el cuerpo.

Además, Brus ha realizado libros de artista, Bild-Dichtungen (cuadros poema) y diseños para teatro. Su obra se ha presentado en múltiples exposiciones internacionales, como las bienales de Venecia y Sidney y la Documenta V y VII de Kassel.

Como has comprobado, la obra de Günter Brus no deja a nadie indiferente. Esperamos que este post sobre este controvertido artista te haya resultado de interés y te haya acercado un poco más a la idea del arte como provocación.

ENC - ESP - Post - Carteles

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?