Apuntes de arte

Galería de cuadros de Tàpies: recorrido virtual por su obra

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

La obra de Antoni Tàpies combina tradición e innovación, con un estilo abstracto lleno de simbolismo. En este post hacemos un recorrido virtual por la galería de cuadros del artista y sus diferentes etapas.

CTA – ESP – Text – Pintoras

Galería de cuadros de Tàpies: recorrido virtual

  • La posguerra y el antifranquismo
  • París
  • Abstracción
  • Reivindicación de la nación catalana
  • Compromiso político
  • Sobre sus miedos y la muerte

La posguerra y el antifranquismo

La obra de Tàpies está marcada por la experiencia traumática de vivir la guerra y la primera posguerra durante la adolescencia y juventud. La incertidumbre de la época impregna su obra de imágenes brutales. Buscaba contrastar con el supuesto buen gusto, con un “orden imperante” propio de la dictadura. Aún sin sentido político específico, su espontaneidad y rebeldía eran muestra de oposición al orden establecido.

galería de cuadros
Fils i argolla, 1946
galería de cuadros
Zoom, 1946
galería de cuadros
Figura sobre fusta cremada, 1947

En años duros de nacionalcatolicismo, la obra de Tàpies se refiere a lo sagrado de una manera diferente y profanadora. Sus obras en esta época tenían un carácter mágico o surrealista.

galería de cuadros
Grattage sobre cartró, 1947
galería de cuadros
Collage del paper moneda, 1951

París

En 1950 Tàpies se trasladó a París. Para él, según su Memòria Personal. Fragment per a una autobiografía, eran momentos de “fresca victoria de las democracias sobre el espectro de las dictaduras europeas occidentales”. La experiencia parisina supuso una entrada de luz y esperanza en la vida y obra del artista, llenándole de fuerza optimista y nueva inspiración. En París, Tàpies se propuso renovar su obra uniendo el espíritu de vanguardia con la crítica social y política.

galería de cuadros
Els homes, 1950
galería de cuadros
Collage del segell, 1951
galería de cuadros
El toro, 1951
galería de cuadros
Notes de societat, 1951

Abstracción

Tàpies, uno de los maestros del arte abstracto, creía que la pintura era en sí una abstracción, y que la realidad no está en la pintura, sino en la mente del espectador. Así, en esta etapa Tàpies inicia su experimentación con los materiales más diversos.

galería de cuadros
Grafismes sobre vernís, 1955

Creó su propio lenguaje, abandonando la figura y buscando plasmar los efectos plásticos de la materia. Esta transformación se inicia con los collages, enriquecidos con arañazos sobre el lienzo, huellas, cuerdas, arena y polvo de mármol, entre otros materiales.

galería de cuadros
Petit beige, 1961
galería de cuadros
Capsa desplegada, 1962
galería de cuadros
Ganivet i trossos de cartró, 1971

Reivindicación de la nación catalana

Esta es la columna vertebral del posicionamiento político de Tàpies. En círculos de resistencia antifranquista desde principios de los sesenta, a finales de esa década su participación política evolucionó, creando obras significativas.

En 1966 pintó Blau amb quatre barres roges, una reivindicación de la memoria prohibida (en 1966 mostrar la bandera catalana suponía pena de prisión).

galería de cuadros
Blau amb quatre barres roges, 1966

En 1970 Tàpies firmó un manifiesto, junto a 300 artistas e intelectuales, reclamando amnistía, abolición de la pena de muerte, reconocimiento de las libertades y derecho a la autodeterminación. Para Tàpies, la lucha por las libertades y la democracia iba unida a la defensa de los derechos nacionales de Cataluña, y en esta época sus creaciones reflejan este anhelo.

galería de cuadros
L’esperit català, 1971
galería de cuadros
Als mestres de Catalunya, 1974

Compromiso político

Tàpies consideraba que la lucha por los derechos humanos debía ser uno de los propósitos de toda cultura. Por ello, ya en democracia, amplió su “campo de combate” y se implicó en causas políticas y antirepresivas de todo el mundo. Fueron pocos los conflictos a los que Tàpies no dedicó su atención. Vietnam, las dictaduras de Chile y Uruguay, el apartheid en Sudáfrica, Palestina… entre otros, recibieron la solidaridad de su gesto artístico.

galería de cuadros
Amnistía, drets humans i art, 1976. Cartell
Empremta de mà, 1974
Per la pau, 1983. Cartell
Solidaritat amb Bòsnia, 1995. Cartell
Rèquiem, 1995

Sobre sus miedos y la muerte

En los últimos años Tàpies retoma algunos de sus grandes temas; el cuerpo, la muerte y el deseo. Vivir la guerra civil durante la adolescencia le hizo ser muy consciente de la muerte. Su obra tiene las raíces en este hecho.

Terrós, 1984

A principios de la década de los noventa, nuevos conflictos sacudieron el mundo: las guerras del Golfo y los Balcanes, la invasión de Afganistán.., entre otros, fueron seguidos por Tàpies con preocupación. Muchas de sus obras en este periodo intentan dar forma a la atmósfera violenta y salvaje, como se puede observar en esta selección de su galería de cuadros:

Llit i cama, 2007
Cos lligat, 2010
Crani sobre negre, 2010
Cames, 2011

CTA – ESP – Post – Pintoras

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?