Apuntes de arte

Colita, la fotógrafa de la Transición

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Isabel Steva Hernández, conocida como “Colita”, es una fotógrafa de referencia en Cataluña y España. Nacida en Barcelona en 1940, la artista ha desarrollado una obra fundamental para entender los cambios sociales del país en la segunda mitad del siglo XX.

fotografa colita
Colita, David Airob. Imagen: JotDown

Inicios y el flamenco

Colita se inició en el mundo de la fotografía cuando se relacionó con profesionales del sector, como Oriol Maspons o Julio Ubiña, así como su mentor Paco Revés. En esos primeros años también empezó su contacto con el mundo del cine con pequeños empleos. Cuando trabajaba en el archivo de personajes de la película Los Tarantos, conoció a la protagonista y bailaora Carmen Amaya, quien se convirtió en su amiga y la introdujo al mundo del flamenco.

ENC - ESP - Text - Carteles

La fascinación de Colita con los artistas gitanos del flamenco la llevó a vivir dos años en Madrid, donde trabajó en fotografía promocional de artistas como Antonio Gades y La Chunga. En 1969 publicó Luces y sombras del flamenco, un libro que recoge los retratos que hizo durante este período de los genios del flamenco Mairena, La Piriñaca, Juan Talega y la misma Carmen Amaya. Junto al texto del escritor jerezano José Caballero Bonald, esta obra es considerada fundamental para entender la trayectoria de este arte.

fotografa colita
Carmen Amaya, Colita, 1963. Imagen: El País

La Gauche Divine

De vuelta a Barcelona y durante los últimos años del franquismo, Colita alternó su trabajo en la prensa progresista del momento con el cine. Esto le dio la posibilidad de trabajar con la Escuela de Barcelona, una corriente cinematográfica que apostaba por realizar películas más modernas y europeas en contraposición a la cinematografía apoyada por el franquismo. El contacto de la barcelonesa con estos círculos intelectuales y artísticos fue clave en su carrera. Colita es considerada una de las fotógrafas de la Gauche Divine (‘izquierda divina’)

La fotógrafa compaginaba su trabajo en los tablaos flamencos con las legendarias fiestas de la Gauche Divine, un grupo de artistas bohemios e intelectuales progresistas entre los cuales se encontraban figuras tan conocidas como los poetas Terenci Moix y Jaime Gil de Biedma, los cantantes Guillermina Motta y Joan Manuel Serrat, o la modelo Teresa Gimpera. Se encontraban asíduamente en locales como el Bocaccio y fueron vistos por el régimen como una amenaza de la izquierda, pese a no tener una vocación política clara más allá de la ostentación de la liberación. Colita realizó una exposición en la galería Aixelà (1971) con los retratos de todos ellos, que fue clausurada el día siguiente por la policía.

fotografa colita
El Molino, Colita, 1975. Imagen: El País

Retratando la Transición

Más allá de formar parte de la vida bohemia y desenfrenada de la Gauche Divine, Colita siempre demostró su compromiso con los movimientos progresistas a través de su trabajo. Un ejemplo es su colaboración con la Nova Cançó, el movimiento de cantautores antifranquistas como los mismos Guillermina Motta y Joan Manuel Serrat de la Gauche Divine, pero también Ovidi Montllor, Núria Feliu y Lluís Llach.

Durante la Transición democrática española, la fotógrafa barcelonesa reivindicó el feminismo desde trabajos como la dirección del departamento de fotografía de la revista Vindicación feminista (1976- 1979) y el fotolibro Antifémina (Editora Nacional, 1977). Este último lo hizo en colaboración con María Aurèlia Capmany, con una perspectiva de liberación sexual del que se conoció como el “destape”.

Además, Colita también se comprometió a retratar las reivindicaciones que llenaron las calles de Barcelona desde la muerte del dictador, como las manifestaciones a favor de la amnistía de los represaliados políticos del franquismo, las demandas nacionales de las Diadas de Cataluña o la primera celebración del Orgullo en 1977, convocada por el Front d’Alliberament Gai de Catalunya

fotografa colita
Manifestación gay, Barcelona, 1977, Colita. Imagen: Museo Reina Sofía

Colita inmortalizó los cambios sociales más importantes del país, especialmente alrededor de la Transición democrática. Desde la escena del flamenco hasta la Gauche Divine, su obra es un testimonio de los movimientos artísticos más relevantes sin olvidar la conciencia política y las ganas de provocar que siempre la han caracterizado.

ENC - ESP - Post - Carteles

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?