Apuntes de arte

Pabellones de la Finca Güell: el Gaudí más arabesco

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Los pabellones de la Finca Güell destacan por su estilo de inspiración árabe, lleno de fantasía, colorido y belleza, y son una excelente muestra del gusto de Gaudí por la policromía, aspecto que también puede observarse en la Casa Vicens, otra de las las primeras obras del arquitecto. En este post analizaremos diversos elementos de los pabellones de la finca Güell, como el simbolismo del dragón y sus detalles arquitectónicos.

Pabellones de la Finca Güell: un encargo determinante

Los pabellones de la Finca Güell fueron un encargo de Eusebi Güell a Antoni Gaudí, que quiso que el arquitecto diseñara los jardines del palacio de verano de la familia, las puertas de entrada del perímetro y los dos pabellones de acceso, destinados a la casa del portero y las caballerizas.

ENC - ESP - Guia 3CatArquitectura - CTA Text

La Finca Güell se encuentra en el barrio de Pedralbes, concretamente en el número 7 de la avenida de Pedralbes, ubicación que en aquel momento eran las afueras de la ciudad, en el entonces municipio independiente de Les Corts.

Este fue el primer encargo que Eusebi Güell realizó a Gaudí, de quién a partir de ese momento se convirtió en mecenas. Los pabellones de la Finca Güell se construyeron entre 1883 y 1887, casi de manera simultánea a la construcción del Palau Güell, cerca de la Rambla, que Eusebi Güell también encargó al genial arquitecto como residencia familiar.

Sin lugar a dudas, los pabellones de la Finca Güell representan la unión entre el trabajo artesanal decorativo y la innovación. En ellos, Gaudí dejó su huella personal, introduciendo arcos, bóvedas en parábola y cúpulas hiperbólicas.

El simbolismo del dragón de la Finca Güell

finca güell
Finca Güell. Imagen: PortalGaudi.cat

En la Finca Güell existían diversas puertas de entrada. Destaca especialmente la reja en forma de dragón, de hierro forjado, ubicada en la puerta de carruajes. Se trata de un gran dragón con las alas extendidas y la boca abierta, que representa a Ladón, el dragón mitológico del Jardín de las Hespérides vencido por Hércules, episodio que Jacint Verdaguer narró en su poema La Atlántida.

La forma del dragón tiene relación con la posición de las estrellas de la constelación del Dragón, en la que fue convertido Ladón al ser castigado por robar las naranjas doradas del jardín. De hecho, a la derecha del dragón se puede observar un pilar con la escultura de un naranjo hecha en antimonio, material que también hace referencia a este episodio mitológico.

Estructura y detalles arquitectónicos de los pabellones de la Finca Güell

Los dos pabellones de la Finca Güell estaban destinados, en su origen, a ser la casa del portero y las caballerizas. Están articulados por una pequeña entrada para peatones y una mayor, de cinco metros de ancho, para los carruajes.

La base de ambos edificios es de piedra, y las paredes y arcos parabólicos son de ladrillo, con decoraciones con piezas de cerámica, que crean diversas formas geométricas.

A un lado, en una torre decorada con fantasías vegetales, se encuentra un medallón con la inicial del nombre del propietario de los terrenos.

finca güell
Finca Güell. Imagen: PortalGaudi.cat

La casa del portero

Es un edificio de planta octogonal, cuyo volumen es reducido sin por ello dejar de ser majestuoso. Lo forman dos cuerpos, rematados por una cúpula con linterna. La cubierta está revestida con la entonces incipiente técnica del trencadís.

Un aspecto interesante de la casa del portero es la mezcla entre los elementos estructurales y la diversidad de ornamentos del exterior. En este sentido, Gaudí utilizó el barro crudo, por ser un material económico y de buena capacidad térmica, como muro de contención, pero también utilizó ladrillos macizos de colores en las esquinas y en aquellas zonas más expuestas a los esfuerzos de carga.

Las caballerizas

En las caballerizas se distinguen, por un lado, el cuerpo principal, donde se ubicaban las cuadras para los caballos, y, por otro, el cuerpo destinado a picador, de planta circular con una vuelta esférica.

La función de las caballerizas fue la que determinó tanto su forma como la técnica constructiva a seguir. La estructura es un conjunto de arcos parabólicos y bóvedas de ladrillo a la catalana, de perfil levemente curvado, que crean el espacio en el que se situaban los animales y sus comederos, hasta donde llegaba el agua de la lluvia recogida en la cubierta. Los cierres verticales son de pared de barro, reforzados con hiladas de ladrillo macizo.

La estructura del picador es de planta cuadrada, cubierta con una cúpula circular de ladrillo sobre conchas, con una gran linterna en la parte superior. La cubierta también está revestida con trencadís.

finca güell
Finca Güell. Imagen: PortalGaudi.cat

Uso actual de los pabellones de la Finca Güell

Hoy en día, los pabellones de la Finca Güell forman parte del patrimonio de la Universidad de Barcelona, acogiendo, en las caballerizas, la sede de la Càtedra Gaudí, que pertenece a la Universitat Politècnica de Barcelona.

En cuanto a la finca, tras la muerte de Eusebi Güell, el arquitecto Nicolau Mª Rubió Tudurí diseñó los jardines, que actualmente son públicos, y en los cuales pueden encontrarse muestras de trabajos menores de Gaudí.

Ahora que ya conoces un poco más sobre los pabellones de la Finca Güell, tienes un buen motivo para visitar la zona, una interesante muestra de los inicios arquitectónicos de Antoni Gaudí.

ENC - ESP - Guia 3CatArquitectura - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?