Apuntes de arte

“El Harem”, el precedente de “Las señoritas de Avignon”

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Las señoritas de Avignon de Picasso es una de las obras más famosas de la historia del arte. ¿Sabías que hay una obra que le precede, que rompe con la llamada etapa rosa del artista y que será la antesala de la famosa pintura? Hablamos de El harem. En este artículo la analizamos.

CTA – ESP – Text – Pintoras

“El harem”, la antesala de “Las señoritas de Avignon”

Pablo Picasso pintó El harem en 1906 durante su estancia en Gòsol, en el Berguedà. Con esta obra Picasso cierra su etapa rosa y empieza a usar una base en ocre, tan característica de sus pinturas posteriores. Pero si hay un aspecto clave de El harem es que es la que precede a la tan icónica y mundialmente famosa pintura de Las señoritas de Avignon.

las señoritas de avignon
El harem, Pablo Picasso, 1906. Imagen: The Cleveland Museum of Art

Aquí, Picasso se basa en una temática muy habitual a finales del siglo XIX, el harem, que utilizaron pintores como Ingres, Matisse o Derain. Concretamente, Picasso se inspira en El baño turco de Ingres (1862-1863), Le bonheur de vivre de Matisse (1905) y L’âge d’or de Derain (1905) para crear su propio harem, pero, como es habitual en su obra, lo hace realizando una variación con respecto a sus coetáneos.

las señoritas de avignon
El baño turco, Jean-Auguste-Dominique Ingres, 1862. Imagen: Louvre

Picasso mezcla ironía y cotidianidad en toda la pintura. Tanto que las figuras parecen las de un burdel, como en Las señoritas de Avignon, como indica la figura de la alcahueta del fondo. Las otras cinco figuras son cuatro mujeres y un hombre.

Tres de las mujeres corresponden a la iconografía habitual en la época: la toilette, la coiffure y una mujer mirándose al espejo. Picasso añade una cuarta figura femenina desperezándose. El hombre, por su parte, apoyado en la pared, podría ser un autorretrato.

Otro ejemplo más de cotidianidad es el pequeño bodegón que aparece en el extremo inferior derecho de la pintura: embutido, pan y un porrón con vino tinto,elementos habituales en Gósol.

Otras obras de Picasso en Cataluña

Picasso se inspira en los lugares que visita. En esta ocasión, Gósol le lleva a usar el ocre, color propio de esas tierras que para el artista simboliza el desnudo.

las señoritas de avignon
Nocturno barcelonés (Riera de Sant Joan), Picasso, 1903

Como Barcelona, sus terrados, sus edificios religiosos y, con los años, escenas cotidianas de una ciudad en pleno crecimiento. Sin olvidar Horta (hoy Horta de Sant Joan, Tarragona), donde se integró tanto en la vida rural que sus obras de la época están repletas de caserones, payeses, molineros, pastores y, cómo no, el propio paisaje, como la montaña de Santa Bárbara.

ENC - ESP - Recopilatorio Picasso - CTA Text
las señoritas de avignon
Procesión al convento de Sant Salvador, Picasso, 1898

Estas y otras muchas obras se pueden admirar en Picasso. Obra catalana, dirigida por Eduard Vallès: la mayor recopilación que se ha hecho sobre la obra de Picasso en Cataluña. Te invitamos a conocer más sobre ella en este enlace.

ENC - ESP - Recopilatorio Picasso - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?