Apuntes de arte

La decoración romana en la Cataluña romana: Sant Honorat y Avinyó

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

El Imperio Romano se extendió por tres continentes y en todos ellos dejó su huella. Esta expansión dio lugar a la fusión de distintas civilizaciones como la griega, la mesopotámica o la egipcia, creando una mezcla de culturas en una sola. Esto puede apreciarse en muchos aspectos de la sociedad romana, desde los más visibles, como la arquitectura, el sistema de organización político o la religión, hasta aspectos más sencillos (pero no por eso menos presentes en el día a día de sus ciudadanos) como, por ejemplo, la ropa, la música, la comida o la decoración romana.

CTA – ESP – Text – Pintoras

Tanto las ciudades existentes a las que llegaba la expansión romana como aquellas de nueva creación adoptaron la cultura del imperio, convirtiéndose en centros donde se desarrollaba el modo de vida romano. El arte y la decoración romana ha sido objeto de estudio a lo largo de la historia debido a su belleza, elegancia y poder. 

En este artículo hablaremos sobre el estilo decorativo antiguo de los núcleos urbanos romanos. En concreto, de dos domus (viviendas unifamiliares) de la Barcelona romana. 

La decoración en la Cataluña romana 

Las ciudades cercanas a los núcleos costeros son las más ricas decorativamente. Solo algunas de los alrededores de Tarragona presentan un conjunto unitario y consistente. De hecho, en Tarragona se encuentra la gran parte de las construcciones romanas de Cataluña, aunque también se pueden encontrar algunas en el resto del territorio. 

Si quieres conocer más sobre la decoración romana de las villas, haz click en L’escultura romana ideal, els retrats i la decoració de les vil·les

La decoración romana en Barcelona: las domus de Sant Honorat y Avinyó

Como afirma Carme Miró, responsable del Pla Barcino del Servei d’Arqueologia de Barcelona en National Geographic, todo lo que hoy es Barcelona se lo debe a la ciudad romana. «No sabemos por qué, pero Augusto fundó una colonia aquí y el tiempo le ha dado la razón», comenta.
En Barcelona existen dos domus romanas en las calles Sant Honorat y Avinyó, que pertenecieron a personajes importantes de la Barcelona romana.

La domus de Avinyó (I d.C) destaca por el rico conjunto de pinturas de techo y pared. El conjunto pictórico de la imagen estaba situado en el techo del cubiculum, una habitación para recibir a los invitados y a los clientes y para mantener relaciones sexuales.

Conjunto pictórico en el techo del cubiculum de la domus de Avinyó

La casa de la calle de San Honorat sigue un esquema clásico y se organiza en torno a un peristylum, un patio porticado que permitía la entrada de luz y la ventilación, y servía como espacio de ocio. En las habitaciones encontraremos mosaicos policromos geométricos y pinturas, que mostraban el estatus social de los propietarios. Además de la domus, encontramos varios locales comerciales del siglo IV.

Mosaicos policromos geométricos en la domus de Avinyó

Actualmente, el Museo de Historia de Barcelona (MUHBA) realiza visitas guiadas conjuntas. Para conocer más sobre estas domus y su visitas, puedes hacer click aquí.

CTA – ESP – Post – Pintoras

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?