Apuntes de arte

Gaudí y la naturaleza en el interior de la Casa Vicens

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

La Casa Vicens es una de las primeras obras de Antoni Gaudí i Cornet (1852-1926), uno de los arquitectos más universales que ha dado Cataluña. El corredor de bolsa Manuel Vicens i Montaner, en 1883, le hizo su primer gran encargo, donde el joven arquitecto pudo explorar algunas tendencias arquitectónicas y estilísticas que marcarían su carrera y el futuro de la arquitectura. La Casa Vicens se considera uno de los edificios que inauguran el modernismo en Europa.

casa vicens interior
Casa Vicens, Antoni Gaudí i Cornet, 1883-1885. Imagen: Casa Vicens

Los inicios de Gaudí

La infancia de Antoni Gaudí fue una etapa muy importante para sentar las bases del imaginario que desarrollaría a lo largo de su carrera. Nació en una familia de caldereros, un oficio que siempre reivindicó e influenció su manera de entender el espacio.

ENC - ESP - Guia 3CatArquitectura - CTA Text

Creció y vivió su primera etapa formativa en la ciudad de Reus, en un momento de ebullición económica y cultural que permitió al joven Gaudí empezar a explorar sus dotes e inquietudes artísticas. Desde muy joven, también mostró interés por la naturaleza típicamente mediterránea de su tierra natal, que conoció gracias a su afición por el excursionismo.

casa vicens interior
Nen Gaudí, Artur Aldomà, 2002. Imagen: Patrimoni Gencat

En 1870 se mudó a Barcelona para estudiar arquitectura. Fue ahí donde acabó llevando a cabo sus obras más importantes, y empezó compaginando sus estudios con trabajos de arquitectos y maestros de obras. Se tituló en 1878 y empezó a desarrollar proyectos de marcado ideario cooperativista, de manera que transformó el paisaje urbano desde un punto de vista social y comunitario. Colaboró en el Parc de la Ciutadella con Josep Fontserè y proyectó mobiliario urbano como farolas y quioscos. También construyó la fábrica y dos bloques de pisos de la cooperativa Obrera Mataronense.

El encargo de parte del corredor de bolsa Manuel Vicens i Montaner en 1883 de construir su casa familiar en la Vila de Gràcia de Barcelona coincide con el inicio de una nueva etapa en la carrera de Gaudí. Ese mismo año se incorporó a la obra de la Basílica de la Sagrada Familia, el proyecto que acabaría siendo el más importante de su legado, y también empezó a colaborar con Eusebi Güell i Bacigalupi, que se convirtió en su más importante mecenas con el que llevó a cabo obras como los Pabellones de la Finca Güell (1884-87) y el Parc Güell (1900-14), entre otros.

La naturaleza dentro de la Casa Vicens

Gaudí rompió con la escuela arquitectónica anterior a él e inició una auténtica revolución estilística con su obra. La Casa Vicens fue uno de los primeros ejemplos de su genialidad y es considerada una auténtica obra maestra, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO

Los motivos naturales fueron siempre una gran inspiración para su obra y son los grandes protagonistas en la concepción estética de la Casa Vicens. El interior de esta obra fue diseñado por Gaudí con la idea de “dejar entrar la naturaleza” de fuera para dentro. 

casa vicens interior
Casa Vicens, Antoni Gaudí i Cornet, 1883-1885. Imagen: Casa Vicens

Hay muchos elementos naturales representados en este edificio, e integrados en el conjunto de la obra. Los motivos vegetales inundan las estancias en distintas formas, con papel maché policromado o azulejos en forma de hojas. Destacan las paredes del dormitorio principal, recubiertas de una capa de estuco que simbolizan cañas y juncos, inspirados en la vegetación que Gaudí encontró en un riachuelo cerca de la casa. La misma estructura está ideada para conectar el exterior, con un jardín que ideó el mismo arquitecto, y las terrazas y estancias que dan a él para tener una conexión omnipresente entre el interior de la casa y la naturaleza.

También está muy presente la influencia mudéjar. Se puede encontrar, por ejemplo, en la reproducción policromada de hojas de palmeras con dátiles en el techo de la planta noble, en la acogedora sala de los fumadores, rodeadas de azulejos pintados al óleo con motivos de rosas amarillas. Otro detalle de la inspiración orientalista de Gaudí para la construcción de la Casa Vicens son las ventanas de la segunda planta, que crean una interesante caligrafía y un juego de luces y sombras.

casa vicens interior
Casa Vicens, Antoni Gaudí i Cornet, 1883-1885. Imagen: Casa Vicens

La Casa Vicens es toda una declaración del amor que Gaudi sentía por la naturaleza, un preludio del que se convertiría en su universo particular en sus futuras obras. Esperemos que te haya gustado el artículo y que hayas aprendido mucho más de la Casa Vicens.

ENC - ESP - Guia 3CatArquitectura - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?