Apuntes de arte

Las aguatintas al azúcar del Picasso más desconocido

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

Pablo Ruiz Picasso (1881-19973) fue uno de los artistas más polifacéticos y prolíficos de la historia del arte. El genio malagueño experimentó con un sinfín de estilos, técnicas e, incluso, modalidades artísticas como la pintura, el dibujo, la cerámica, la escultura y el grabado. Se estima que produjo entre 20.000 y 50.000 obras a lo largo de su carrera.

ENC - ESP - Recopilatorio Picasso - CTA Text

Su faceta de grabador, quizás menos conocida que la de pintor, le acompañó toda su vida. Picasso se convirtió en un auténtico maestro de distintas técnicas calcográficas, como la aguatinta al azúcar, que le permitirían conseguir un trazo expresivo y delicado en los más de 2.000 grabados que componen su legado.

azucar picasso
Salto con la garrocha, Pablo Ruiz Picasso, 1957. Imagen: Museu Picasso

La técnica del aguatinta al azúcar

El aguatinta es una técnica de grabado que consiste en hacer el vacío al metal en base de manchas conseguidas por la acción del ácido. En el caso de la aguatinta al azúcar, hay que mezclar sustancias como la tinta china y la goma arábiga con azúcar para conseguir una rápida disolución en agua. La mezcla es lo que se usa para pintar con pincel encima de una plancha resinada donde, después del baño al ácido, el dibujo se queda grabado. El resultado es parecido al de una acuarela, ya que el aspecto acuoso le aporta una gran expresividad con interesantes formas y degradados.

El impresor Roger Lacourière introdujo Picasso a esta técnica, con la cual experimentaría hasta dominarla de forma magistral. El artista acabaría siendo uno de los artistas más relevantes en el uso del aguatintas al azúcar, con la que crearía algunas importantes obras como La egipcia (1953) o su serie sobre la tauromaquia. 

azucar picasso
La egipcia, Pablo Ruiz Picasso, 1953. Imagen: Museu Picasso

El imaginario de los grabados

Los grabados de Picasso están contextualizados en dos grandes series, de 347 y 156 grabados respectivamente. Con la técnica del aguatinta al azúcar, Picasso supo expresar su genialidad y expresividad en multitud de obras con temas clásicos del artista, como la mujer, pero también otros menos recurrentes en sus grabados, como los paisajes. Sus aguatintas al azúcar, como en buena parte de su obra como grabador, significan la intersección entre lo culto y lo popular.

Es por eso que sus obras están protagonizadas por muchos de los personajes que forman parte de su imaginario, como los clowns, los enanos o los toreros, pero también otros personajes ilustres de la literatura universal como Don Quijote o la Celestina. Además, no faltaban las referencias y homenajes a sus grandes maestros, como Velázquez, Goya o Manet.

azucar picasso
Variación sobre el tema de “Las Meninas”: visita al taller, Pablo Ruiz Picasso, 1955. Imagen: Museu Picasso

Pese a ser relativamente desconocidos, el legado del genio malagueño no se entiende sin sus grabados al azúcar. Picasso, con su insaciable curiosidad, fue pionero en el uso de técnicas como el aguatinta al azúcar, demostrando el valor artístico que podían llegar a tener. 

ENC - ESP - Recopilatorio Picasso - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?