Apuntes de arte

Arte pop: cuadros catalanes que merece la pena conocer

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

En la década de los sesenta, el consumismo y la llegada del turismo influyeron también en el arte.

CTA – ESP – Text – Pintoras

El arte pop supuso que algunos artistas pasaran a incrustar la realidad en su obra, regresando al figurativo y reivindicando el oficio.

Muestras de arte pop: cuadros catalanes destacados

“Main Street”, Antoni Padrós

arte pop cuadros
Main Street, Antoni Padrós, 1968. Imagen: Pintura Catalana. Segones avantguardes

En los 60 la pintura abstracta tenía el reconocimiento de la crítica y prestigio exterior, pero otras fuentes de inspiración del arte pop, como el cine, televisión y prensa, aún sufrían censura. Este pop primitivo fue aquí una corriente artística casi underground, lejos de la relevancia que tenía en el extranjero.

Antoni Padrós, que abandonó la pintura y se dedicó al cine, trabajó en salas pequeñas, por lo que escapó a la censura y se convirtió en un referente del arte pop. Main Street es una obra 100% pop. En la obra, que destaca por su estética psicodélica, sobresalen imágenes icónicas del movimiento, como Marilyn Monroe, el logo de Coca-Cola o la bandera de Estados Unidos.

“Grups de pressió”, Carme Aguadé

arte pop cuadros
Grups de pressió, Carme Aguadé, 1971. Imagen: Pintura Catalana. Segones avantguardes

El arte pop producido en Cataluña, de lenguaje realista, utilizaba objetos de la cultura popular y de masas como fuente iconográfica. En pleno franquismo, muchos artistas, como Carme Aguadé, desarrollaron un realismo que incorporaba crítica política e ironía, como muestra el título de la obra.

ENC – ESP – Text – Quiz Pintoras

Contrastando con un icono del arte pop, una botella de Coca-cola, Aguadé utiliza aquí dos botellas de otra bebida muy popular en Cataluña: el sifón.

La crítica destacó, además del uso de objetos de consumo para señalar situaciones sociales, la originalidad de la obra, ya que la artista unió los contenidos visuales del mundo capitalista con el purismo formal de la tradición abstracta.

“Autoretrats embarassada”, Mari Chordà

arte pop cuadros
Autoretrats embarassada, Mari Chordà, 1966-1967. Imagen: Pintura Catalana. Segones avantguardes

Con estas pinturas, Mari Chordà inaugura la temática del desnudo materno, idea transgresora en la pintura catalana de las segundas vanguardias.

Autoretrats embarassada son 9 pequeños gouaches sobre cartón, no todos localizados, con los que deja testimonio de la transformación de su cuerpo durante la gestación de su hija.

La obra representa un cambio radical con respecto a la estética oscura de sus obras anteriores, expuestas en actos del partido comunista en el exilio. Chordà, decepcionada por la misoginia de algunos grupos de izquierda, miró hacia su cuerpo y las formas que lo modelaban día a día.

La serie es representativa del “pop protofeminista”, obras de estética pop que construyen imaginarios libres del cuerpo femenino.

“Collage núm.21”, Sílvia Gubern

arte pop cuadros
Collage núm.21, Sílvia Gubern, 1965. Imagen: Pintura Catalana. Segones avantguardes

Esta obra es otro ejemplo de pop protofeminista. Gubern, pintora y joven promesa en la escena de renovación de la tradición vanguardista, utilizaba pigmentos mezclados con látex e incluso pequeños objetos que encontraba en el mercado de los Encantes de Barcelona.

El papel de regalo del centro parece decorativo, pero es una ventana a una capa profunda de realidad. Además, el título de la pieza muestra el interés de la artista por la numerología, y el asterisco, en la primera mujer, revela su atracción por el simbolismo.

Las mujeres de las obras de Gubern respondían a una feminidad singular, alejada de los patrones franquistas. Aquí el énfasis está en la mirada introvertida de 3 mujeres modernas integradas en la pintura.

“Bonjour, tristesse”, Jordi Galí

arte pop cuadros
Bonjour, tristesse, Jordi Galí, 1969. Imagen: Pintura Catalana. Segones avantguardes

Esta obra, cuyo título es una paradoja, pues es un saludo desilusionado, parece describir la falsa felicidad que transmite la publicidad desde un posicionamiento escéptico e individualista.

El artista utiliza el collage -situando un elemento fotográfico central- como medio para crear su obra. El resultado es más un montaje cinematográfico que una composición pictórica clásica. La gama de blancos y negros y la superposición de fragmentos indican este registro de la imagen artificial, aunque Galí también utiliza recursos pictóricos, como el degoteo o el aspecto inacabado. Destaca un elemento simbólico en su obra: la corbata rayada, una caricaturización de la masculinidad clásica.

Estas son algunas de las obras de arte pop catalán más destacadas. El libro Pintura Catalana. Segones Avantguardes de Grup Enciclopèdia te acerca estos y muchos más, como Homenatge a Léger, Albert Ràfols Casamada, 1968; 256 visions cinètiques de la guerra de la raó, Iago Pericot, 1967; El brindis, Francesc Artigau, 1969 i, El pont, Francesc Artigau, 1973.

CTA – ESP – Post – Pintoras

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?