Apuntes de arte

¿Te gusta la arquitectura azteca? Este artículo te encantará

¿Cuánto sabes sobre la pintura del s.XX?

El pueblo azteca gobernó gran parte de Mesoamérica, llegando a crear un gran imperio en el siglo XV y siendo una de las civilizaciones mesoamericanas del siglo XVI de las que se dispone de más documentación. En este post te hablamos de la cultura y la arquitectura azteca, y de una de las muestras de ella que se pueden visitar hoy en día, la ciudad prehispánica de Teotihuacán.

El imperio y la arquitectura azteca

Los aztecas, que provenían de un lugar mítico llamado Aztlán del que se deriva su nombre, eran originariamente un pueblo nómada que se autodenominaba mexicas. Tras ocupar la meseta central del altiplano de México, consideraron que la provisión de agua, flora y fauna del lago Texcoco lo convertía en el lugar ideal para asentarse, por lo que, en 1325, fundaron su capital, Tenochtitlán, hoy Ciudad de México, a orillas y en algunos islotes del lago.

ENC - ESP - Guia 3CatArquitectura - CTA Text

El Imperio Azteca se expandió por México central, desde la costa atlántica hasta la pacífica, llegando a gobernar gran parte de Mesoamérica cuando tuvo lugar la conquista española, a principios del siglo XVI.

La sociedad azteca

El pueblo azteca creó una intrincada organización social, enormemente estratificada y especializada, formada por diversos grupos étnicos. La sociedad azteca tenía una profunda conciencia social y una cultura compleja, además de una arquitectura especialmente destacada.

  • Su economía se basaba en el cultivo del maíz, los frijoles y las calabazas, entre otros. Generalmente, cultivaban en las chinampas, campos artificiales que flotaban sobre el lago, aunque también desarrollaron agricultura a gran escala.
  • El comercio desempeñó un papel fundamental en la formación del Imperio Azteca. Se llevaba a cabo en dos niveles: el comercio exterior para obtener bienes exóticos, como plumas, maderas y legumbres, para la nobleza, y el de mercados, para el abastecimiento interno. El valor de cambio eran las semillas de cacao.
  • En la sociedad azteca existía la propiedad privada y el salario. El sistema tributario tenía un papel muy importante en la vida económica de la sociedad azteca, por lo que dos veces al año se pagaba un tributo, que permitía que el estado desarrollara obras arquitectónicas.
  • La religión era un aspecto clave en el Imperio Azteca. Según la mitología azteca, Quetzalcoatl, hizo renacer al pueblo a partir de huesos y de su sangre, por lo que los aztecas se sentían obligados a retribuirle con sangre. Esta es la razón por la que los sacrificios humanos tenían un rol fundamental en la cultura azteca.

La arquitectura azteca

Dos de los mayores ejemplos de este tipo de arquitectura eran las construcciones sagradas y los edificios públicos.

De ésta se conservan pocas muestras, pues los palacios y templos descritos por los cronistas castellanos fueron destruidos por los conquistadores.

La forma en la que se construían los templos era variada, aunque fundamentalmente se trataba de pirámides truncadas, de base cuadrangular, con una escalinata de acceso y un santuario en la cima. Ante él se celebraban las principales ceremonias religiosas públicas, en las que se realizaban los sacrificios.

arquitectura azteca
Teotihuacán. Imagen: Gobierno de México

Uno de los templos más importantes es el Templo Mayor de Tenochtitlán, de 30 metros de altura, formado por dos templos gemelos dedicados a Tlaloc y a Huitzilopochtli.

En cuanto a la arquitectura de los palacios de la nobleza, eran edificaciones de tamaños variados, que parece que tenían varias habitaciones y grandes salas con columnas, así como terrazas, jardines y patios interiores.

Por su parte, las casas de pueblo eran construcciones de caña y barro mientras que las de ciudad eran de piedra. Eran pequeñas, de un solo piso, y acostumbraban a tener jardín y un baño de vapor.

La arquitectura azteca de obras públicas se centraba en las ciudades fronterizas militares y en los acueductos y diques de Tenochtitlán.

El simbolismo religioso era muy importante en esta arquitectura. Como muestra de ello, encontramos las esculturas de piedra de los templos, que representaban sobre todo a los dioses. Los bajo relieves de los templos, por su parte, mostraban a los dirigentes, como conmemoración de eventos importantes.

En cuanto a la pintura mural de los aztecas, pocas muestras han llegado a nuestros días, aunque sabemos que se utilizaba una escritura ideográfica, en la que cada símbolo representa un idea.

Teotihuacán: una muestra de arquitectura azteca

Teotihuacán, unos 40 kilómetros al noreste de la Ciudad de México, fue una de las mayores ciudades de Mesoamérica en la época prehispánica, llegando a tener más de cien mil habitantes.

Su nombre significa “ciudad de los dioses” y está situada en un valle rico en recursos naturales al que los aztecas llegaron para orar y celebrar ritos.

En Teotihuacan se encuentran los testimonios más relevantes del urbanismo antiguo y el desarrollo estatal. Entre los componentes urbanos de la ciudad destacan:

  • La planificación urbana inicial, basada en el cruce de dos grandes calzadas que servían de referencia urbana del sistema de calles y callejones de la ciudad y sus barrios.
  • La distribución de edificios rituales o administrativos, como el Conjunto Plaza Oeste, La Ciudadela y el Templo de Quetzalpapálotl, a lo largo de la denominada Calzada de los Muertos. Algunas de estas construcciones se consideraban palacios o residencias del poder estatal.
  • Los más de dos mil conjuntos departamentales, como Xolalpan, Tetitla y Zacuala, con una medida estándar de entre 60 y 70 metros por lado.
  • Los barrios contiguos en la antigua ciudad, como el Barrio de los Comerciantes o el Barrio Oaxaqueño.

Hoy en día en Teotihuacan se puede observar una buena muestra de la obra azteca. En las 264 hectáreas visitables se encuentran los principales edificios monumentales, como La Ciudadela, la Calzada de los Muertos y los conjuntos residenciales que la rodean, las Pirámides del Sol y la Luna y el Palacio de Quetzalpapálotl.

También se pueden visitar cuatro conjuntos departamentales con diversos y destacados ejemplos de pintura mural, como Tetitla, Atetelco, Tepantitla y La Ventilla, y otros dos conjuntos habitacionales, llamados Yayahuala y Zacuala.

En la actualidad, diversos proyectos de investigación sobre la arquitectura azteca buscan conocer mejor los fenómenos sociales que convirtieron Teotihuacán en uno de los principales asentamientos urbanos del altiplano mexicano.

ENC - ESP - Guia 3CatArquitectura - CTA Post

Quizá te puede interesar...

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

¿Vols veure el contingut en català?